Proyecto

Saprolegnia MacroProyecto Innova 09MCSS-6683 desarrollado con aportes del Fondo de Innovación para la Competitividad del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo -  Desarrollo de formulaciones eficientes en combatir la saprolegniasis causada por cepas de Saprolegnia parasítica y Saprolegnia australis en salmónidos a partir de extractos de Canelo (Drimys winteri).

En la actualidad, los programas sanitarios en la acuicultura están enfocados en medidas sanitarias adecuadas de operación, con el fin de promover un adecuado estado de salud de las especies así como evitar la diseminación de las enfermedades de alto riesgo.

Entre estas estrategias se encuentra el manejo de los reproductores en centros  aislados de los estanques de engorda y, por otra parte, la disminución de importación de ovas desde el hemisferio norte, para evitar la aparición de nuevos brotes y el ingreso de nuevas enfermedades que todavía no existen en Chile.

Las patologías de mayor importancia, capaces de provocar fuertes pérdidas productivas, están las causadas por el patógeno Saprolegnia, un patógeno endémico de todos los hábitats de agua dulce del mundo, responsable de la declinación de poblaciones naturales de salmónidos y otros peces de agua dulce, y el más importante patógeno oomycete en la industria del salmón (Phillips A. y col., 2007; Van West P., 2006; Roberts RJ., 1981).

La Saprolegnia es un patógeno oportunista de ovas y peces, invasor de heridas y abrasiones, que se extiende rápidamente, causando necrosis celular así como también daño a nivel dérmico y epidérmico, y si no es tratada produce la muerte por hemodilución.

El tratamiento más eficaz es el uso del fungicida verde de malaquita (diaminotrifenilmetano), sin embargo, está prohibido en la acuicultura chilena desde el año 2002,  puesto que es una sustancia extremadamente dañina para la salud y el medio ambiente y potencialmente cancerígena, que deja residuos significativos en los peces tratados cuando se recogen y se venden para el consumo.

Las únicas alternativas disponibles actualmente al verde malaquita son la formalina que,  debido a la irritación que produce esta substancia, sólo puede usarse en condiciones estrictamente controladas y Bronopol, que es una sustancia altamente tóxica para organismos acuáticos, ya que causa efectos adversos a largo plazo en el ambiente acuático.(1)

Por lo tanto, existe la necesidad de un tratamiento mejorado para enfermedades fúngicas y otras enfermedades de peces, particularmente uno que combine una alta eficacia con una baja toxicidad.

El proyecto tiene por objetivo elaborar formulaciones eficientes en combatir la saprolegniasis causada por cepas de Saprolegnia parasítica y Saprolegnia australis en salmónidos a partir de extractos de Drimys winteri.

El Departamento de Ciencias Químicas de la Universidad Andrés Bello, Sede Viña del Mar, cuenta con resultados preliminares que impulsaron a tomar la iniciativa para resolver el problema planteado a través de la  convocatoria del “Programa de I+D para mejorar las condiciones sanitarias en la industria del salmón de Innova Chile Corfo”.

(1) http://www.e-seia.cl/archivos/cec_Hoja_de_Seguridad_Pyceze.pdf

blog comments powered by Disqus